Canciones para el ánimo.

Anuncios

Ni una más.

El femicidio, palabra técnicamente correcta pero que no logra transmitir la bestialidad del concepto que describe, es una epidemia que afecta a miles de mujeres en el mundo, incluida América Latina. Si bien no existen cifras oficiales, es posible afirmar que solo en el 2014 fueron víctimas de femicidio no menos de 5.000 mujeres en la región. Alli, la bestia asesina descansa tranquila porque tiene de su lado a un Estado cómplice por inacción, lo cual perpetúa la violencia.

Ni Una Más, el grito inagotable de todas las madres y padres de América Latina, debe retumbar con bronca arrolladora en todos los oídos de nuestros gobernantes, para ponerle fin a la silenciosa complicidad asesina y para que el desgarrador no sea un grito efectivo.

Para saber más:

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/05/14/actualidad/1431636727_900724.html

Condenado a ocho años de prisión por violar a su hija desde los cuatro hasta los 17 años

 

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a un hombre a ocho años de prisión por violar durante 13 años a su hija menor, que tenía cuatro años cuando se iniciaron las agresiones en 1983.

La sentencia considera probado que el padre aprovechaba las ausencias de la madre para ir a trabajar para someter a la niña a diferentes prácticas sexuales, y mientras mandaba a sus otros hijos a jugar a la calle.

El condenado se aseguraba el silencio de la niña con amenazas, golpes y burlas, y otras veces con regalos.

La menor, que recibió tratamiento psiquiátrico y psicológico desde los 11 años, quiso denunciar cuando tenía 15 años tras contarle los hechos a una amiga, pero su madre no la creyó y “achacó todo a la mala relación de la niña con su padre”.

 Para saber más: http://www.elmundo.es/espana/2015/05/20/555cc6f2268e3e28148b457e.html

Una joven cantante turca recibe un balazo por participar de un concurso de talentos.

Mutlu Kaya, de 19 años, había recibido amenazas de su propia familia tras participar del programa. Está internada en estado crítico. El pasado 30 de marzo la joven había recibido la visita de una célebre cantante turca, Sibel Can, miembro del equipo del programa televisivo “Sesin cok guzel”, que tras escuchar su prueba le había pedido que participase en el concurso bajo su tutela musical. Unos días después, sin embargo, trascendió que la joven había empezado a recibir amenazas de muerte del clan de su padre.

En las zonas del sureste de Turquía son especialmente frecuentes los llamados “crímenes de honor”, es decir, asesinatos de mujeres jóvenes cometidos por los propios familiares, para evitar que una conducta que consideran “indecente” y que deja a la familia en mal lugar frente a los vecinos.

Entre un 15 y un 20 por ciento de los asesinatos de mujeres con motivos patriarcales en Turquía los cometen los propios familiares, mientras que un 66 por ciento es obra de maridos, ex maridos, novios, ex novios o pretendientes, según recuentos de la revista Bianet.

Cada año mueren más entre 200 y 250 mujeres en Turquía en crímenes relacionados con la violencia de género, y en los primeros cuatro meses del año en curso la cifra de víctimas ya llega a 94, según la misma revista.

Suben un 24,4% las llamadas de menores por violencia machista .

Son algunas de las principales conclusiones del Informe Violencia de Género del Teléfono ANAR 2014, año en el que se recibieron 1.920 llamadas sobre violencia machista, algunas derivadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad desde el teléfono 016 al haber menores https://i0.wp.com/adolescentesinviolenciadegenero.com/wp-content/uploads/2014/07/telefono-016-violencia-de-genero-banner1.jpgimplicados.

El mayor número de llamadas se concentra en las edades 16-17 años (62,6%), aunque ANAR ha destacado que en un 16,5% de los casos la franja de edad era la de niñas de 13-14 años. En el 67,6% de las ocasiones se trata de su novio o pareja actual y en el 30,9% de las llamadas se cuenta que el agresor es su expareja.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2460344/0/sube-numero-llamadas/menores-edad-violencia/machista-fundacion-anar/#xtor=AD-15&xts=467263

Polémica en uno de los últimos asesinatos por violencia de género.

Isabel Fuentes, de 65 años, debía seguir viva si el sistema judicial y policial hubiera funcionado medianamente bien.  Esta mujer fue asesinada sobre las siete de la mañana del pasado viernes por su marido de 75 años, en un hospital de Orense, en el que permanecía tras haber sido atacada brutalmente en la madrugada del 1 al 2 de abril en su domicilio de Pazos, en Verín. Su esposo achacó aquel suceso a unos supuestos ladrones, pero lo cierto es que la Guardia Civil puso delante de la juez suficientes indicios para demostrar que era él quien había perpetrado el ataque. No se hizo nada, y ahora lo que hay es un cruce de acusaciones para desviar responsabilidades.

Para saber más: Cruce de acusaciones por el ultimo asesinato de violencia de género